Un mundo feliz

No, no hablo de la obra de Aldous Huxley.
Hablo de que hace unos días, una semana a lo sumo, nos enterábamos de que la demanda contra la empresa que calificó al buque petrolero Prestige como "apto" no sólo no tiene culpa o responsabilidad de nada, sino que además según la ley norteamericana resulta que en ningún caso las empresas de calificación tienen algún tipo de responsabilidad.
Estupendo.
Genial.


Ahora no sólo las aseguradoras no responden por sus asegurados... sino que las calificadoras no responden por sus calificaciones.
Una vez más volvemos a lo de siempre: quien tiene el poder para influenciar a los poderes legislativo y ejecutivo y saltarse a la torera el judicial es el que tiene el dinero.


¿Democracia? No, plutocracia.

.

Entradas relacionadas: 7 años, No me olvido de ti, petrolera, ¿2055?, Fracaso Global, Tú sigue así, negacionista, Mierda de gente.

4 errantes soñaron:

Jezabel dijo...

Joder con los americanos... se puede ser más lerdo, pero poco.

emejota dijo...

This world is your world, this world is my world........el resto lo podemos poner según nos parezca. Un abrazo.

David Frost dijo...

Hombre claro, es que los que tienen la culpa de estrellar el Prestige contra un iceberg son los calamares gigantes que lo arrastraron por todo el Cantábrico. Y ya se sabe que contra calamares normales sí, pero contra los gigantes...

Vergonzoso.

Radagast dijo...

En mis manos tengo tooodooo el mundo...
Ya sabemos de qué va esto.

Frost, saludines a tu vuelta, jeje. Si hablamos de icebergs... ¿no estarás tú metido de por medio?