Barbijaputa

Sí, sí, hace una eternidad que no actualizo. Joder, si es que estoy más ocupado en verano que el resto del año. A ver si termino de un puñetera vez el trabajo de fin de máster, me dan el titulito de los cojones y pista (bueno, y luego a buscar curro como un idiota, pero...).

Bueno, al tema.

La cosa es que hace un tiempecillo le prometí a la buena de Barbija que le dedicaría un post por haber adivinado de qué canción eran un par de frasecillas que puse en la entrada en cuestión. Ella adivinó y yo he de cumplir. Y no es que no quiera hacerlo, por todos los dioses de las Profundidades Infernales (que no hombre, que no), sino que estando yo tan jodidamente ocupado pues... Joder, que me pierdo. Pues eso, que aquí va.

Cuando mi amada Jez y yo fuimos para Madrid a principios de mes, la amable Barbijaputa se ofreció a acojernos (a ver si termino el dichoso post sobre el tema, que me está llevando más de lo que pensaba). Bien, pues Jez y yo conocimos a Barbija, toda requetemona ella (quién lo iba a decir), mientras caminábamos junto a Bichejo y a Novio (vaya increíble pareja, por cierto). Ella en una acera de la calle y nosotros en la otra. Jezabel saltando y diciendo: "¡Es ella, es ella!". Cruzamos y Jezabel, la Oscura Dama de la Perdición Eterna, se pone a saltar cual duendecillo irlandés alrededor de nuestra Barbie favorita y le dice: "¡Saltemos juntas!". Entonces la susodicha contesta, sonriendo: "No, que no llevo sujetador y se me salen los pechos".
Tras esta genial presentación no me cupo ninguna duda de que estaba ante ella, la auténtica, ta-ta-tachán: Barbijaputa I de Barbicity.

Desde que la conocí por internés a través de Jez ha pasado bastante tiempo. Siempre me gustó cómo pensaba y me lo pasaba bomba leyéndola. Después vinieron conversaciones por gtalk y por messenger (dioses, nunca pensé que sería tan complicado seguir la conversación de las Alimañas Cósmicas. BH y Frost, amigos míos, no sé cómo lo hacéis). Entonces se puede decir que casi me enamoré de ella (y digo casi, pues mi corazón tiene ya dueña). Leerla en Putomundo ha sido maravilloso, pues tiene un estilo que me gusta un montón. Pero en serio: no ha habido más placer que conocerla en persona.

Para todos aquellos que suspiramos por ella (y que NO han tenido la suerte de conocerla en 3D, bwahahaha), decir que Barbija es una chica muy guapa y con más salero que nadie. Es tremendamente graciosa y tiene cada pedrada mental que es digna de antología. Ah, y no guarda ningún cadáver en su habitación. Por lo menos a la vista. La verdad es que fue una agradable sorpresa encontrarme con una chica tan parecida a como me la imaginaba. Ya sabemos todos que en internet nadie dice la verdad, por lo menos enteramente, y que todos tenemos un personaje creado a tal efecto. Un personaje que nos representa, un avatar de lo que nosotros querríamos ser o de lo que creemos ser (con mayor o menor grado de similitud con el original). En ocasiones, este personaje es tan parecido al verdadero "yo" como un camello yemení se parece a un kayak esquimal. Pero con Barbija no es así. Es tal y como aparece en su blog: una chica divertida, estrambótica y más loca que un pirulo tropical. Tiene más mundo que Marco Polo (cosa fácilmente comprobable en su pequeña zona de desahogo y combustiones esponáteneas) y siempre está preocupada por entretener a sus invitados y que se sientan lo más cómodos posible. Ah, y pasa mucho de la popularidad (merecida, en mi opinión) que ha alcanzado entre sus fans. Eso dice mucho de Barbija, y la engrandece aún más que cualquier pobre párrafo que yo pueda escribir sobre ella.

¿Qué más decir? Que conduce como un camionero de 50 años, (de hecho, creo que algunos de los improperios lanzados por este colectivo los ha inventado ella), que el sofá de su casa es muy cómodo (gracias, Jez, sin ti no lo hubiera sabido nunca...), que la habitación de nuestra genial Barbijaputa es un horror psicodélico productor de las esquizofrenias más increíbles jamás vistas (aunque el añadido de mi regalo mejoró con mucho la decoración), que su acento es tremendamente gracioso (lo siento, tenía que decirlo) y que... bueno, conocedla y sabréis a qué me refiero.

Editado a 20-12-09: es un lástima que todo esto se haya ido a la mierda. La popularidad, finalmente, se le ha subido a la cabeza y empieza a ser difícil aguantarla. Prefiere a una cohorte (que no "corte") de lameculos en su blog a cualquier persona normal que sea franca y dé su opinión. Defiende a los nuevos y extraños que van a adorarla y riñe y chilla a los que estuvieron ahí desde siempre. Lo cierto es que, para mí, ha perdido todo. Una lástima, la verdad, pero ya fui notando el cambio poco a poco.
Lo siento, Barbija, has dejado de ser quien eras (mejor dicho: has fingido ser quien eras) para convertirte en una "nueva pop", solo que sin ser realmente popular como otros blogs que son referencia de verdad. Lo siento por ti, pero lo siento mucho más por el resto de nosotros, ya que creímos ver una nueva estrella y nos has decepcionado muchísimo. También lo siento por esos "tus limpiabotas". Nunca verán la realidad y se dejarán deslumbrar por tu falso brillo, que mientras los usas bien contentos están de adorarte y recibir tus falsas e interesadas muestras de cariño.
Quedan, eso sí, en el recuerdo los buenos momentos. Pero sólo son eso: recuerdos. Fantasías.
Sueños.

.

15 errantes soñaron:

Jezabel dijo...

Glurrufluflu, primera en comentar!

Si yo me muero te dejo que te cases con Barbi. Pero que pienses en mí mientras la besas, eh.

Barbijaputa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cattz dijo...

Maja, maja, maja.
Y además guapa. Y soñó conmigo XD

Mahs dijo...

Desde luego, Barbija, si no lloras con algo así es que eres un tempano de hielo y no tienes corazón!! Pero no llorar un poquito, sino a mares...

Siesp... dijo...

Joder, Rad. Dices que Barbija es como aparece en su blog... ¿lleva cuernos y rabo de demonio? jajajaja

Y luego dices que se desvive por atender a sus invitados... ¿ejerce su profesión hasta en casa?

Hummmmm lo que hubiera dado por verla saltar aquel día. Después de todo, tampoco sería la primera vez que enseña sus tetas en público. Jajajajajajajajaj ajajajaa.

Sois geniales.

Besos y abrazos, debidamente repartidos.

Radagast dijo...

Jez, nenaguapa, me abruma tu generosidad. Aunque no tengo planeada tu muerte... De hecho, espero que no me dejes nunca, pequesuave.

Barbija, ya sabes que me puedes estrujar todo lo que quieras. Y lo que he escrito en esta entrada es lo que de verdad siento: eres la caña de tía. Por cierto, si vendes aquello que toques... ¿tendré un pequedescuento?
Un besibeso, niña.

Cattz, bienvenida bajo el Árbol. La verdad es que no es lo mismo soñar con ella que el que ella sueñe contigo... Suertuda!

Mahs, me encantaría conocerte, macho. Estoy seguro de que juntos gobernaríamos la Galaxia como padr... ehhh... bueno, tú ya me entiendes.

Siesp, lo de los cuernos y el rabo de demonio lo escondía bien, te lo juro. Ahora: creo que vi asomar, entre la ropa de su armario, la punta de un tridente...
Y sí, jajaja, podría ser azafata en su propia casa.
Tus besos y abrazos serán debida y equitativamente repartidos: todos para mí y ninguno para los demás... Yo, que soy de un generoso que lo flipo.

Blanco Humano dijo...

Lo que te queda por aprender de blogs. Yo a este post le llamaba 'yo he visto a barbijaputa sin sujetador' y lo petaba con las visitas.

Por cierto, ¿es verdad que es fea como un orco? Yo al menos es lo que tenía entendido...

Barbijaputa dijo...

BH, la envidia te corroe, no es mi culpa que nadie te dedique posts.

Y sí, soy un orco. Soy Fiona... quieres ser tú mi Shrek?

Mahs dijo...

A mí también, tío. Tengo una visita pendiente a Salamanca. Cuando mejore mi sutuación laboral (o me toque el Euromillón y sea insultantemente rico) y convenza a mi santa esposa ¡¡haremos realidad nuestros planes de gobernar la Galaxia!!

Jezabel dijo...

¡Soy nenamaja y pequesuave, qué bien!

Bichejo dijo...

Me siento poco querida y muy celosa...me voy a ver el post de la mascota, que tengo más protagonismo!!!

Radagast dijo...

BH, ya me gustaría haber podido titular la entrada tal y como aconsejas... Pero, por desgracia, no la vimos saltar... Y, bueno... no es fea como un orco, es más bien... guapísima como una súcubo. O como un leprechaun borracho... o algo.

Barbija, deja, deja. Que si la envidia diera alas, ya tendríamos (por fin) a BH aquí. Ah, por cierto, lo de ligotear con otro que no sea yo en mi blog... a ver si al final yo tb me voy a poner celoso!

Jez, no sólo eres nenamaja y pequesuave. Eres lo más de lo mejor cuando bueno tiende a... pufff. O más.

Bichejo, niña, no te pongas celosa. Que tú fuiste quien me dio su cubo de basura mágico. Es más: la mascota del blog llegó de tus manos!!

Blanco Humano dijo...

Barbi: (ISB)

Resto: Quiero declarar que Barbi ha sido maja conmigo solo por pura maldad, para dejarme mal. No me ha quedado más remedio que contar toda la verdad sobre ella en mi blog...

Si, es spam, qué pasa. De todas formas a estas alturas ya lo ha visto todo el mundo...

Rad: no hacía falta que las vieras para poner un título así, porque técnicamente ya la viste sin sujetador. Bueno, la viste a ella y no lo llevaba, ¿no? Pues ya no es falso...

Y lo de guapísima como una súcubo me parece precioso... y seguramente sea tan apropiado... pero no te preocupes, no liga conmigo, es un tipo sofisticado de tortura.

Anónimo dijo...

No sé si es consciente, de que con este post de, primero adoración y después rencor, queda usted como un despechado, un fan al que no le han hecho caso y está dolido.

Queda usted, de paso, como una persona sin decoro ni educación, por lo que se desprende del texto la chica incluso lo invita a su casa. No quiero ni imaginar cómo tratará usted a sus ex-novias (en el caso de que tenga alguna, que bueno, deje que lo dude porque para eso hay que tener novia antes) si a una simple conocida le dedica semejantes palabras.

No obstante, que después de dos años de esta actualización la aludida no haya ni contestado, deja aún más claro de qué pasta están hechos usted y ella.

Pero no sé por qué, y así se lo he hecho saber a través de un mail a Barbijaputa, me da la sensación de que usted utiliza su nombre para que los motores de búsqueda hagan su trabajo y promocionen -qué casualidad- este sitio.

Buen trabajo, quizás no tenga usted vergüenza, pero sí tiene idea de marketing.

Barbijaputa; Si lee usted esto después de mi mail, perdone que me meta, ya sé que avisó de que no le diéramos cancha a este señor, pero me parecía ilícito no avisarle de lo obvio que resulta su despecho.

Radagast dijo...

Señor Anónimo, lo que me queda claro son varias cosas.

Primero, el que se presente como un Anónimo para tirar piedras oculto tras un muro dice mucho más de usted que el contenido de su comentario.

Señor Anónimo, después he de decirle que, efectivamente, se mete en charcas sin saber su profundidad. No tiene ni idea de los sucesos que llevaron a la redacción de este post ni de otros muchos ni, desde luego, la razón de sus actualizaciones. No sabe quién era la susodicha cuando sólo la conocíamos unos pocos. Tan pocos que podíamos contarnos con los dedos de una mano.

También se puede saber que usted, señor Anónimo, no es más que uno de los Adoradores cegados por los centelleos de alguien hipócrita, mentiroso, deshonesto y manipulador. Rasgos de personalidad ante los que no me puedo callar.

Por seguir podría decirle, señor Anónimo, que la pasta de la que estamos hechos la susodicha y yo es, efectivamente, muy diferente. Como es evidente que no tiene intenciones de averiguar lo que sucede (no utilizaré el tiempo pasado porque me consta que sigue ocurriendo), ya que es un Adorador que gusta de vivir en la ignorancia, no voy a facilitarle la tarea: si quiere, investigue y verá qué cosas tan poco bonitas hay bajo la túnica divina.

Por ir terminando, no, no tengo vergüenza, lo que tuve es que morderme la lengua entonces para no tirar de la túnica divina de la susodicha y revelarla como lo que es ante sus Adoradores. Me consta que la susodicha, por cómo es, fue y seguirá siendo, ni se dio cuenta de este post ni de otros hasta mucho tiempo después. Y, cuando se dio cuenta, reformó su blog entero. Eso, señor Anónimo, fue suficiente pago en su momento. Lo que opine la susodicha en este momento sobre mí y sobre los que engañó, no me interesa.

Por último, señor Anónimo, si de verdad ese comentario que ha publicado en mi pequeño blog le ha servido a usted para, por fin, poder ponerse en comunicación directa con su divina, la susodicha, y así recibir la mínima atención que usted buscaba... le felicito de todo corazón.