¿Qué fue de Carmen Sandiego?

Estaba yo paseando por mi librería favorita pensando en qué película o serie comprar y verme (no me digáis que como eufemismo no queda bien la frase, ¿eh? P**a SGAE) cuando mi vista cayó sobre dos series de animación geniales: Gárgolas y Slayers. Dos series de cuando todavía aparecía en la televisión entretenimiento fantástico sin que intentaran tratar a los chavales de gilipollas, series con argumentos un tanto infantiles, sí, pero que podrían ser disfrutadas por adultos.

Y en esto estaba yo pensando, discurriéndome un post sobre este tipo de cosas, del tiempo inmediatamente anterior a los monstruitos que ultratranspokedigievolucionan o de los faraones que juegan al tute... cuando entro en el youtube para buscar las intros de esas series (y que he enlazado más arriba) y me encuentro con:


Entonces toda una etapa infantil olvidada en mi memoria se abrió paso. Recordé de repente cuando jugaba en el 286 de mi padre, teniendo ¿qué? ¿8 años? ¿9? y me estaba toda una tarde entretenido, escalando puestos en la Interpol, buscando a la ladrona más infame y soberbia de todos los tiempos (y geografías, y universos, y...) por todo el mundo sin conseguir atraparla a ella nunca, sólo pillando a sus viles secuaces. No me extraña que la usara inconscientemente como modelo para una de mis PJs más increíbles que jamás haya diseñado y jugado (Carmen Acevedo de Soldano, espadachina de temperamento literalmente inflamable, heroína castellana de 7º Mar).
Nada escapaba a sus ansias depredadoras: la máscara de Tutankhamon o la antorcha de la Estatua de la Libertad, el rubí más grande del mundo o el pico de la Torre Eiffel, la biblia original de Gutemberg o la primera bombilla creada por Edison. Nada. Y la hijadeputa encima iba tan sobrada que te dejaba pistas para que la encontraras. ¡Y jamás lo conseguías! Una villana tan increíble que no podías dejar de adorarla. Una carrera de uno contra uno por todo el mundo... y sabías que llevabas las de perder.

¿Para qué? Para que aprendieras geografía. Aprender: ésa era la finalidad del juego "¿Dónde en el mundo está Carmen Sandiego?". Igual que lo era en sus continuaciones "¿Dónde en el tiempo está Carmen Sandiego?" o "¿Dónde en el universo está Carmen Sandiego?".
Igual que lo era en aquella serie de dibujos animados titulada (en España) "En busca de Carmen Sandiego". Aprende geografía mientras tomas tu colacao a las 18:30 de la tarde, tras salir del cole. Una serie de videojuegos, una serie de libros, una serie de dibujos animados que ganó multitud de premios. Algo divertido de verdad y educativo.

¿Dónde está ahora Carmen Sandiego? ¿Qué fue de ella? Supongo que está en el mismo sitio donde quedaron el gran Beakman o las postales del tío Matt. En la memoria.

Gracias, cadenas televisivas españolas (privadas o públicas) por regalar nuestro intelecto con subnormales encerrados en una casa, choniselas intentando desafinar, estafadores anticientíficos o "entrevistas" a cerebros del deporte. O, por favor, seguid reponiendo Los Simpson (creo que incluso la cinta original empieza a perder color) o Cosas de Casa (queremos que Steve Urkel nos vuelva a dar ganas de potar por volver a ver TODAS sus temporadas en tres meses).
Total, todos sabemos que el telespectador es idiota. Y lo mejor es seguir manteniéndole en la idiocia.
.

Entradas relacionadas: Reto aceptado, Valores infantiles.

9 errantes soñaron:

Copépodo dijo...

¡Ah! Qué momento de recuerdo más dulce, ¡También me gustaba mucho Carmen Sandiego! También había una especie de concurso infantil donde, al final, los finalistas ponían banderitas en un mapa o algo así. Y el juego de ordenador era relativamente fácil, ¿no? Al final la pillabas aunque sólo fuese porque te aprendías de memoria las preguntas. Seguro que está en abandonware, ¡hay que rescatarlo!

Por cierto, ¿Cuál es tu librería favorita? ¿Miraguano?

Radagast dijo...

En realidad debería decir que es cofcofseriesyonkiscofcofcof.
Pero sí, si hubiera una librería que me flipara con su sola existencia, ésa debería ser Miraguano, jejeje.

Y es evrdad, se me había olvidado que hicieron un concurso televisivo para chavales. Jo. Qué tiempos.

. dijo...

Uno de mis mitos eróticointelectuales de la preadolescencia. Ale, ya lo he dicho.

Gracias por la magdalena, señor Proust ;)

Y yo también tengo algún que otro PJ femenino en Vampiro que se dedica a sacarle rendimiento a la Ofuscación en el bello oficio del latrocinio.

Lanarch dijo...

De alguna manera me las apañé para no ver jamás Carmen Sandiego, a saber cómo.

Pero Beakman... dios... y pensar que lo más parecido que tenemos ahora son los capullines del Hormiguero...

Radagast dijo...

Por cierto, Copépod, el juego sí era fácil... si tenías edad. O yo era muy tonto de niño o no debía ser tan fácil, porque recuerdo perfectamente que jamás pillé a la Sandiego.

Señor [.] (desde luego es un nick terminante... vale, chiste muy malo). Mi PJ no era ladrona (que para algo era Caballero de Castilla), pero sí tenía ese aire misterioso y supersobrao de la señorita Sandiego. E iba de rojo.
Y no te preocupes, jajajaja: Carmen Sandiego nos pone a todos.

Lan, ni puta idea de cómo lo hiciste, macho, para no ver nunca a esta grandísima mujer.
Beakman era tan grande que no cabía en la programación televisiva. He visto que lo repitieron en la Cuatro hace relativamente poco, pero cuando yo vi al científico de bata radiactiva era un ñajo y debía ser en La 2 o incluso en Telemadrid.

LustySuccubus dijo...

CIELOS! Yo también veía esta serie, aunque creo que pertenece legítimamente a una generación anterior a la mía. Supongo que pillaría alguna reposición.
¿De verdad ya no hay nada interesante en la tele? Yo no lo sé, llevo años sin encenderla...

Lanarch dijo...

Yo veía Beakman en Telemadrid. Hace unos años lo busqué en el canal emule, pero no había subtítulos ni capítulos doblados.

Radagast dijo...

Vaya, Lusty, jajaja, otra que se apunta al carro de Beakman. Bien, bien. Yo tampoco veo la tele desde que estoy en Madrid. Mis únicas ventanas al mundo son la calle e internet.

Lanarch, sí, ésa era la cadena, gracias. Es posible que haya episodios por alguna página como seriesyonkis o taringa. Buscaré a ver.

Jnschzcnls dijo...

Queridos ninios: por azares del destino, yo fui guionista del concurso televisivo en TVE. Si os cuento, no acabo: eso sí que fue una aventura. Si hubiésemos encontrado a la tal Carmen, quizá la hubiésemos molido a palos en la plaza del pueblo, de lo mal que lo pasamos todos con aquel programita. La idea no era mala, pero no sé si os hacéis idea de lo que se puede llegar a sufrir cuando se trabaja en la tele (y si ya era "psché" entonces, ahora ni os cuento...) Me siento un poco abuelito batallitas escribiendo esto, pero me ha hecho gracia enterarme de que hay quien aún se acuerda de aquel programa, y no he podido resistirme. Por cierto, si alguien sabe algo del otro guionista del programa, me encantaría encontrarle. Era un señor catalán estupendo, encantador y muy gracioso, y por desgracia no recuerdo su nombre...